Blefaroplastia [videos]

La blefaroplastia transconjuntival comienza con una incisión en la conjuntiva realzada con electro bisturí. Este instrumento permite una incisión de la conjuntiva y retractores en una manera tal de producir mínima hemorragia. La incisión se realiza desde el lado nasal hacia el lado temporal abriendo en forma completa la conjuntiva para exponer la grasa de las bolsas a retirar.


Se liberan los retractores en forma gradual y luego se coloca un punto de tracción para exponer en forma adecuada las bolsas y para proteger al ojo y a la conjuntiva.

Se completa la apertura del septum y se identifica en primer lugar el paquete graso medial. Entre el medial y el central se observa en el centro el músculo oblicuo inferior, que debe ser identificado y preservado para evitar su lesión ya que podría originar visión doble.

Una vez identificado el músculo, se procede a retirar la grasa que está dentro del mismo, en la región nasal, bajo cuidadosa observación directa.

Se tiene especial cuidado en esta región ya que los paquetes de grasa pueden contener vasos sanguíneos de calibre moderadamente gruesos.
Luego se expone el paquete graso central que se encuentra temporal al músculo oblicuo inferior. Una vez expuesto, nuevamente se extirpa en forma muy conservadora la grasa de dicho compartimiento siempre teniendo en cuenta las características pre operatorias de cada paciente ya que esta técnica se utiliza en aquellos casos en que la grasa de las bolsas es abundante.

Otras técnicas utilizadas consisten en la transposición de la grasa hacia el surco inferior, cirugía que no está demostrada en esta operación.
Para acceder al bolsillo lateral es necesario cortar el ligamento arcuato, que permite exponer la bolsa lateral. Esta bolsa es de difícil acceso por esta vía, por lo cual debe ser buscada y extirpada en forma cuidadosa para que no permanezca, ya que sería una complicación posterior a la cirugía si inadvertidamente se conservara dicha grasa. Una vez culminada la extirpación se sueltan las conjuntivas y los retractores.

Blefaroplastia de Parpados Superiores
El tratamiento más utilizado en la actualidad es la blefaroplastia o cirugía de párpados y cejas. Las incisiones se realizan en el pliegue del párpado superior, y quedan ocultas. El párpado inferior puede operarse por su lado interno. De esta manera, una vez completado el proceso de cicatrización, las incisiones son invisibles.


Artículos Relacionados