Obstrucción lagrimal en recién nacido

La obstrucción lagrimal en el recién nacido es una falta de canalización en la vía lagrimal. Se trata de una afección relativamente frecuente: hasta un 50% de los bebés presenta este problema.

Afortunadamente, el desarrollo del canal lagrimal se completa luego del nacimiento, y sólo en el 5% de los pacientes se observa este problema después de los 2 meses de vida.

Durante el primer año de vida, las posibilidades de que el canal lagrimal se desobstruya espontáneamente son muy altas y dependen de la edad del niño: a los 3 meses de edad, tiene 80% de posibilidades; a los 6 meses, 70%, y a los 9 meses, 52%.

Existen trabajos científicos que demuestran que, después del primer año de vida, las posibilidades de desobstrucción espontánea descienden.

Paciente de 2 años de edad, que presentó 2 sondajes fallidos y fue derivada para su tratamiento.
La intubación endoscópica con
silastic permite solucionar la mayoría de los casos
donde los sondajes no han sido exitosos.

Síntomas

Los síntomas más comunes son el lagrimeo y las secreciones en los párpados y las pestañas.

Causas

La localización más habitual de la obstrucción es el canal lacrimonasal, un conducto por que el que circulan las lágrimas antes de llegar a la nariz. Este conducto puede presentar una válvula en su extremo, la Válvula de Hassner, que bloquea la salida de las lágrimas.

En general, las causas son congénitas y tienen relación con la falta de desarrollo del canal lagrimal.

Esta afección no es hereditaria.

obstruccion lagrimal

Tratamiento

  • Sondaje lagrimal
  • Intubación lagrimal con silastic
  • Dacriocistorrinostomía

Sondaje lagrimal

Debido a que durante el primer año de vida las posibilidades de resolución espontáneas son altas, se recomienda el tratamiento con gotas de antibióticos durante las infecciones, y el masaje del saco lagrimal para extraer las lágrimas infectadas.

A partir del año de edad, se sugiere la intervención quirúrgica que consiste en un sondaje lagrimal. Es una delicada maniobra que se realiza en el quirófano y que implica la introducción de una varilla de plata maleable a través del conducto, para vencer la obstrucción.

Inmediatamente, se comprueba la permeabilidad mediante la irrigación de solución fisiológica coloreada y su visualización directa mediante un endoscopio nasal.

Este procedimiento tiene un 90% de éxito cuando se lo realiza al año de edad. Hay trabajos científicos que demuestran que su éxito disminuye luego de ese lapso, por lo cual es aconsejable realizarlo en los niños que ya han alcanzado el año de edad y su problema no se ha resuelto.

Intubación lagrimal con silastic

Los casos que no resultan exitosos con el empleo del sondaje lagrimal, necesitan un procedimiento distinto: la intubación lagrimal con silastic. Consiste en la introducción de un filamento delgado y transparente que recorre la vía lagrimal.

Permanece durante 6 meses, período al cabo del cual se extrae y se controla el estado de la vía lagrimal. Esta operación es altamente positiva.

Dacriocistorrinostomía

Existen situaciones más complejas que requieren una dacriocistorrinostomía, que consiste en crear una nueva comunicación entre el saco lagrimal y las fosas nasales.

Por tratarse de niños, es recomendable realizarla por vía endoscópica a través del interior de la nariz. Esta cirugía es la que se realiza en pacientes adultos.

Preguntas habituales

¿Es necesaria la anestesia general para realizar un sondaje?

Algunos especialistas recomiendan la inmovilización del niño y la realización del sondaje en el consultorio. Estamos en completo desacuerdo con este enfoque ya que las técnicas anestésicas modernas, en sanatorios equipados con recursos para eventuales complicaciones, tienen un ínfimo riesgo.

El sondaje lagrimal es una operación que sin anestesia resulta dolorosa y traumática. Por eso, recomendamos la realizamos con anestesia general a cargo de un anestesiólogo pediátrico, en un sanatorio con medidas de seguridad para una improbable complicación anestésica.

¿El sondaje tiene una recuperación prolongada?

No. Por lo general, en la misma tarde de la cirugía el niño está completamente bien. Puede tener mucosidad nasal con color a sangre durante el primer día. Si asiste a una guardería o jardín de infantes, puede retornar al día siguiente de la intervención.

Si un sondaje ha fallado, conviene esperar antes de realizar otro tratamiento?

No es necesario esperar para que el niño crezca. De hecho esto lleva a una dilatación progresiva del saco lagrimal que puede dificultar su resolución. Por ende, si este es el caso, se recomienda colocar un filamento de silastic.

Artículos Relacionados