Oftalmopatia de Graves – Causas y Efectos

Oftalmopatia de Graves 1 – Causas y efectos



La Oftalmopatía de Graves es una enfermedad autoinmune, donde el cuerpo, en lugar de fabricar anticuerpos y células que defienden al cuerpo de virus y bacterias, atacan al propio organismo.

Tiene esencialmente dos órganos blancos, por un lado la tiroides, donde al ser atacada por los anticuerpos produce hormonas en exceso y la mayoría de los pacientes son hipertiroideos. El tratamiento de las alteraciones de la tiroides está a cargo del endocrinólogo con quién el oftalmólogo oculoplástico forman un equipo de tratamiento para esta enfermedad.

Cuando estos anticuerpos atacan los ojos, específicamente agreden a los músculos que rodean los ojos y que levantan los párpados. Esto genera una inflamación de esas estructuras, se ponen más rígidas y ocupan más lugar. Entonces se comienzan a ver las alteraciones típicas de la Oftalmopatía de Graves que consisten en la retracción de los párpados, o sea los ojos más abiertos, más salidos debido al volumen que ocupan estos músculos que no pueden ser alojados en la órbita, que da el aspecto de ojos saltones, y raramente el paciente puede presentar alteraciones en la visión que se originan por 2 razones, la más común es la falta de cierre completo de los párpados que produce sequedad ocular y resecación de la córnea, y la segunda causa, es la compresión del nervio óptico en el vértice de la órbita. Esta es una entidad infrecuente que se denomina neuropatía óptica compresiva.

Oftalmopatia de Graves 2 – Tratamiento en la etapa aguda


Esta enfermedad presenta 2 etapas, una etapa aguda, mientras el cuerpo fabrica anticuerpos que atacan a los ojos, que tiene una duración aproximada de 6 meses a 1 año.

Durante esa etapa se genera una inflamación dentro de la órbita que es mejor tratada con antiinflamatorios. Los antiinflamatorios pueden ser suministrados por vía endovenosa en caso muy severos, por vía oral en otros casos, pero la vía oral tiene el inconveniente de producir muchos efectos adversos, por lo cual, en los últimos tiempos, hemos preferido administrar los corticoides a través de inyecciones que se dan a través del párpado.

Esas inyecciones permiten administrar una pequeña cantidad de corticoide, pero que logra un profundo efecto dentro de las estructuras orbitarias favoreciendo la mejoría del ojo sin afectar en forma sistémica al paciente.

Oftalmopatia de Graves 3 – Etapa residual


La Oftalmopatía, que tiene un comienzo por causa desconocida, también termina por causas desconocidas y una vez que los anticuerpos han terminado su daño y su circulación, se llega a la llamada etapa residual de la enfermedad donde ya no existen más cambios y la enfermedad está estabilizada.

Algunos pacientes se recuperan en forma completa luego de la etapa aguda de la enfermedad, pero otros pueden tener como secuelas la retracción del párpado, la visión doble a causa del engrosamiento muscular, o la exagerada saliencia de los ojos a causa del engrosamiento de los mismos también.

En esta etapa residual de la enfermedad, normalmente queremos esperar que haya 6 meses de estabilidad para estar completamente seguros de que la enfermedad está estable para luego proceder a la rehabilitación quirúrgica de la misma.

Artículos Relacionados